Desde que su uso se potenciara a principios de esta década, los teléfonos inteligentes se han convertido en algo indispensable para la sociedad en general. Y es que estos dispositivos han generado tal influencia en nuestras vidas que suele ser común que nos pasemos varias de horas del día mirando constantemente la pantalla de nuestro teléfono móvil.

Esta dependencia al Smartphone, se debe a que éste brinda comodidad a la vida de las personas, pues estos dispositivos nos mantienen mejor informados y más comunicados. Además, podemos emplear un gran número de aplicaciones y así acceder a noticias, correos electrónicos, y redes sociales en cualquier momento. Aun así, surge la siguiente pregunta ¿usar demasiado el teléfono celular nos hace personas menos inteligentes?

Muchos estudios realizados en los últimos años por científicos y profesores universitarios de todo el mundo, entre ellos Betsy Sparrow -psicóloga de la Universidad de Columbia- y Daniel Wegner -ex científico de la memoria de la Universidad de Harvard-; han arrojado que la excesiva dependencia a los smartphones afecta de forma considerable nuestro comportamiento y nuestra manera de pensar.

En ese mismo sentido, el Dr. Adrian Ward, un psicólogo cognitivo y profesor de marketing de la Universidad de Texas, fue el encargado de dirigir una investigación que demostró que la sola presencia del Smartphone reduce nuestra capacidad cognitiva disponible. Además, Ward escribió en un artículo para Scientific American en el año 2013 mencionando que cuando los usuarios buscan información en sus celulares sufren de engaños de inteligencia.

Nuestra capacacidad cognitiva se ve seriamente afectada

En la actualidad, pensamos que no es tan necesario almacenar cualquier tipo de información en nuestro cerebro; ¿El motivo? Nuestro teléfono inteligente; y es que estos pueden acceder fácilmente a cualquier información en cualquier momento y desde casi cualquier lugar gracias a internet y los motores de búsqueda, como es el caso del famoso buscador de Google.

Sobre la base de las consideraciones anteriores, se deduce que la falta de entrenamientos mentales podría provocar que el cerebro pierda potencial, disminuyendo considerablemente nuestra inteligencia y la capacidad de resolver algún problema sin la ayuda del teléfono celular. Se puede decir entonces, que los efectos adversos ocasionados por el excesivo uso del teléfono móvil nos convierten en personas “estúpidas” y dependientes. Incluso, algunos expertos sugieren que el exceso de confianza en los dispositivos móviles podría llevarnos a una pereza mental.

dependencia al smartphone

A medida que pasa el tiempo, es más notorio el uso excesivo de teléfonos inteligentes.

Además de problemas con la memoria, la falta de atención también es un problema causado por los celulares que, queramos o no, interfieren con nuestro buen desempeño académico y laboral.

Es evidente que, con la popularidad de los teléfonos móviles y los constantes avances tecnológicos por parte de los líderes de la industria de los Smartphones, los desarrolladores están implementando nuevas funciones que impliquen mantenernos conectados a sus servicios a través de nuestro teléfono inteligente. De esta forma, nuestras habilidades sociales se ven perjudicadas, toda vez que preferimos usar aplicaciones de mensajería y redes sociales para comunicarnos con las personas, lo cual resulta en conversaciones cada vez más superficiales.

Cabe agregar, que nuestro cerebro tiende a buscar casi siempre los caminos que implican menos esfuerzo, por ende, los teléfonos celulares -con su gran abanico de posibilidades- brindan ese camino corto y llevan a cabo cualquier tarea o actividad por nosotros, lo que hace razonable que prefiramos usar nuestro smartphone en lugar de nuestra propia mente.

De lo anterior, se puede concluir que, mientras más se manifieste la dependencia al smartphone, menor será nuestra capacidad de resolver nuestros problemas por sí mismos valiéndonos de nuestros propios conocimientos.